jueves, 28 de febrero de 2008

Curso de ética ajedrecística. Consideraciones previas inexcusables (II)

Curso de ética ajedrecística.
Consideraciones previas inexcusables (II)

La importancia de respetar y cumplir el reglamento.

El cumplimiento de las normas de los grupos sociales resulta imprescindible para una convivencia cabal entre las personas en cualquier ámbito de las relaciones humanas. Sin embargo, con inusitada frecuencia no sólo se transgreden, sino que se desprecian e incluso se pretende que suponen un estorbo. Los discursos improvisados restando importancia a la tropelía de turno, mentando los supuestos errores de los reglamentos, necesitarían de una argumentación sólida para tener una consideración diferente que la de excusa barata.
Si bien ningún reglamento está a salvo de reflejar errores, parcialidades o cuestiones discutibles, resulta evidente que no hay ninguna cosa más sujeta a la parcialidad, el error y el abuso que la decisión unilateral y arbitraria de quebrantar las normas adoptadas de forma consensuada por una comunidad.
En nuestro caso, aunque pueda haber cuestiones sobre las que podría discutirse largo y tendido, la reglamentación ajedrecística es el fruto de una larga tradición sometida a revisión constante por muchas personas que conocen profundamente muchos aspectos de esta actividad.
Las leyes de todo tipo pueden ser objeto de discusión, incluso se puede no estar de acuerdo con ellas, pero mientras no conculquen los derechos de ninguna de las partes y sean fruto del consenso, hace falta una argumentación más creíble que las imprecaciones proferidas por una parte interesada para que nadie pueda tomarse en serio a quien las ponga en duda.

Pero, ¿cómo cumplir aquello que ni siquiera se conoce?
La proporción de jugadores de ajedrez que no conocen el reglamento y que jamás lo han leído, ni han pretendido hacerlo, es mucho mayor de lo que pudiera uno imaginarse -al menos entre los no profesionales-. Es más, un número significativo de jugadores desprecia la existencia de los reglamentos sin ni siquiera advertir que no son sino la materialización escrita, homogeneizada y tratada con rigor de la tradición de la que ellos mismos forman parte.
La pretensión de que pueden desarrollarse competiciones sin reglamentación es simple y llanamente ridícula: siempre habría que aplicar unas normas antes las situaciones que se producen en cada partida... y sería insostenible que no fueran siempre las mismas.
La postura de que es mejor la ausencia de normas que regulen las situaciones que se sabe que se producen sólo puede sostenerse desde la ignorancia o desde la maldad: quien no es consciente de las consecuencias o quien pretende aprovecharse de ellas. No hay nada tan temible como alguien diciéndonos aquello de que con él no hace falta firmar ni poner nada por escrito, que entre caballeros un apretón de manos es suficiente.
¡Falso! Precisamente, las personas honorables no tienen ningún reparo en poner las cosas por escrito y firmarlas porque no tienen intención de engañar y, por ello, no temen que haya pruebas documentales de lo acordado.

Actitudes ante distintos tipos de torneo.

Una situación frecuente con la que nos encontramos, incluso entre personas con cierto conocimiento de las Leyes del Ajedrez y que están acostumbradas a desenvolverse sin estridencias en el ambiente de los torneos, es que haya quien no guarde las formas, usos y costumbres cuando el torneo que se está disputando no es de alto nivel.
Esto no debería ocurrir, porque todos los jugadores deben merecernos el mismo respeto, que es la cuestión que está detrás de todas estas actitudes. Aún siendo comprensible la relajación de ciertas costumbres en torneos jugados entre personas muy cercanas, no podemos perder de vista que un móvil sonando, dos personas hablando o una interrupción del tipo que sea molesta lo mismo en cualquier partida.

Además, deberíamos reflexionar acerca de qué significa "alto nivel". ¿Alto comparado con qué?
¿Significa eso que si un día Anand se deja caer por un Open en la Comunidad de Madrid, o Topalov por uno de Salamanca, pueden dejar el móvil encendido, reírse de las jugadas que ven y charlar animadamente en la sala molestando a los jugadores?

Usted elige

Ahora bien, cada cual es muy libre de participar en lo que le plazca.
Si así lo desea, no se prive de organizar un torneo sin normas, o de participar en uno.
Échele morro y no dude en tratar de idiota a su rival por pretender que ha ganado al haberse quedado usted sin tiempo, puesto que eso no es más que una estúpida norma para la gente vulgar.
Pero tampoco vaya a lloriquear cuando algún fulano se presente hora y media tarde y reclame su derecho a jugar la partida, cuando el listo de turno deje de apuntar la planilla sin motivo alguno para ello, cuando el árbitro empareje a los jugadores como le venga en gana, cuando le den a una persona que no ha hecho mérito alguno un título que le han negado a usted a pesar de que sí tenía los supuestamente requeridos...

8 comentarios:

Beleg Cuthalion dijo...

Sí, ya sé que dije que esta vez iba a entrar con el reglamento, pero he aprovechado que ya lo hice en el comentario a la situación de ilegal expuesta por Pako para explayarme un poco.
La próxima semana, prometido: sesión de Handbook de la FIDE. Igual hasta hay ración doble, puesto que mañana me voy a Linares al Congreso de Árbitros de la FEDA (se empeñan en llamarlo seminario, pero a mí eso me suena a sotana rancia y sacristía con olor a meado de gato) y si se comenta algo interesante os lo haré saber.

Gurú Z dijo...

Esto es el no va más. El que publica una entrada se hace un comentario.

¿Ha tenido un ataque de egocentrismo?

¿Lo hace para asegurarse la constancia de que alguien lo ha leído?

¿Nos avisa de que nos podemos empachar doble con la próxima entrega? Ya se sabe que el que avisa no es traidor (¿refrenitos a mi, Santxo?)

¿Nos quiere inducir a repasar/leer por primera vez el reglamento?

¿Quiere ponernos la cara larga con su viajecito a la meca del ajedrez, donde se codeará con los GMs? (si, si, luego dirá que va a trabajar duro…en un Seminario, Por algo lo llamarán así pese a su protesta). Tráete algo, colega (y que no sean las actas del Cónclave)

¿Nos interesa también lo que os ponen para comer? ¿Vas a hacer jogging por Linares, o lo dejarás para otro rato?

¡Presidente, respuestas ya! (Spassky, que te la pique un pulpo, evidentemente en el Jardín)

Spassky dijo...

Habrá que esperar que contesta el Cuthalion, pero casi me quitás las palabras de la boca Gurú. Resulta aberrante que haga la entrada y prepare el comentario a la vez. Podría haber esperado unos minutos más el muy k...

En una cosa estoy totalmente en desacuerdo contigo Z: el Presi no puede hacer frente a semejantes interrogantes (salvo que se esconda tras el alias de Beleg). Me parece que tu sabes mucho.

Ah, no me importa que me la pique un pulpo si con eso consigo ración doble, espabilao.

zarkovsi dijo...

Vaya Gurú Z, si nos ha salido un protestón, no serás uno de esos que nombra Beleg en sus consideraciones previas, si es así, cuéntanos tus reglas del juego y ya las respetaremos, si nos conviene.
Que Beleg se lo pasé de puta madre en Linares, a pesar de los envidiosos criticones.

Beleg Cuthalion dijo...

Envidia cochina todo, y lo que es peor, no sé de qué. ¿De las siete horas y pico en coche de ida y otras tantas de vuelta?

Además, la publicación del artículo y el mensaje se llevan diez minutos. Las cosas suceden, aunque nos pasen desapercibidas.
Y una cosa es un artículo y otra los avisos que su autor considere oportuno realizar al respecto.

Hay interesantes propuestas de modificación en el reglamento de cara al congreso de la FIDE de Dresden de este año, por cierto. Ya las iremos comentando porque algunas son muy sustanciales y pueden provocar más de un sofocón a, por ejemplo, quienes acostumbran a llegar muy tarde a las partidas.
A ver cuándo se mete en la cabeza la gente que las partidas empiezan a la hora señalada y que es inconcebible, además de una falta de respeto para el rival, no estar presente ya en ese momento.

Gurú Z dijo...

¿Vas a ir a Dresden? Creo que serán unas cuantas horas más de viaje, je, je.

A propósito, eso de llegar tarde me interesa. ¿Se van a acortar los tiempos de espera?

Ya iremos debatiendo, chavalotes.

Beleg Cuthalion dijo...

Me da que las vacaciones no van a dar para tanto y a Dresden va a ir la santa madre del productor. Bueno, y Jesús, que es miembro del Comité de Reglas y Regulaciones de Torneo.
Para el mendas sería turismo. Y del caro. Por no mencionar que no quiero avergonzar a los alemanes como mi perfecto dominio de su idioma.

Spassky dijo...

Ese Comité de nombre tan peculiar, ¿se monta para que los árbitros de carrera puedan tomarse unas pintas a nuestra salud? Parece la Fifa.

Yo creo que darías buena cuenta de algunos barriles. Mereces estar allí.

¡Presi, asciende al arbitrucho!

¿Dónde jugar cafetero?

Aquí iremos actualizando el listado de bares con tablero. Para enriquecer el mismo puedes hacer un comentario en dicha entrada. Gracias de antemano por tu colaboración.

- Bar Terminal. Calderería, 19. Pamplona (los jueves hay concierto)
- Bar Garazi. Calderería, 36. Pamplona (no hay mucha luz)
- Nuevo Casino Principal. Pza. Castillo, 44. Pamplona (muy tranquilo)
- Bar Atalaya. Ctra. Tajonar, 23. Pamplona (cerca de José Vila)
- Billares Liverpool. Iturralde y Suit, 7. Pamplona (entre carambolas)