viernes, 25 de abril de 2008

Curso de ética ajedrecística. Cómo y cuándo dirigirnos a nuestro rival o al árbitro (IV).

Curso de ética ajedrecística. Cómo y cuándo dirigirnos a nuestro rival o al árbitro (IV).

La pieza tocada: el curioso origen de la regla

Ricardo Calvo, Maestro Internacional e historiador del ajedrez fallecido en el 2002, parece que sitúa la primera referencia histórica a esta regla en el un cantar de gesta: “La gesta de Garín de Montglane”. Digo parece porque sólo he encontrado referencias a sus trabajos en internet (La Aventura de la historia, ISSN 1579-427X, Nº. 22, 2000 , pags. 101-103).
El citado cantar narra cómo Carlomagno había sabido que su esposa se había liado con una jóven noble, Garín de Montglane, a quien el monarca habría retado como desquite a una partida de ajedrez con unas particulares condiciones: si ganaba Garín de Montglane se quedaría con la mujer y la corona, mientras que si ganaba Carlomagno, aquel perdería la cabeza.
Entre gran espectación y varios conatos de enfrentamiento de los partidarios de uno y otro, la partida se habría decidido finalmente a favor de Garín de Montglane, que en última instancia habría perdonado a Carlomagno reclamando a cambio únicamente un castillo que le había sido arrebatado injustamente.
Lo importante al respecto de la pieza tocada es que se menciona cómo Carlomagno habría vuelto atrás su jugada en varias ocasiones después de haberse equivocado, cuestión que ya estaría mal considerada entonces.
Mucho más recientemente se publicó una novela que narra dos historias paralelas aunque distantes en el tiempo, que toma como punto de inicio lo narrado en la “Gesta de Garín de Montglane”: “El ocho”, de Catherine Neville.
El inicio de la novela se sitúa en tiempos de la revolución francesa… en el castillo de Montglane, reconvertido en abadía, que habría ocultado entre sus muros durante mil años un objeto de gran poder. En las primeras páginas se hace una versión de este pasaje del cantar de "La gesta de Garin de Montglane". Muy recomendable si no te asustan los libros de 700 páginas.

Usted juega
La estricta veracidad de los hechos de los cantares de gesta ya se sabe que es más bien escasa, aunque en este caso lo relevante es que se trata de la primera mención a la norma y que transgredirla ya estaba mal considerado.
No debe caberle ninguna duda a nadie, porque a ver cuántos de entre los presentes no se hubiera limitado a cortarle los huevos al fulano de tal en caso de haber sido el monarca cornudo.

1 comentario:

zarkovsi dijo...

Bueno, pues ya que no te cortan los huevos no te vas a quejar por unos pianos de nada y menos si te has beneficiado antes a la Dama del rival. En cuanto a "el ocho", aunque ubicado en diferentes ambientes históricos, no deja de ser una novela; que pongo a disposición de quien tenga tiempo y ganas de leerlo.

¿Dónde jugar cafetero?

Aquí iremos actualizando el listado de bares con tablero. Para enriquecer el mismo puedes hacer un comentario en dicha entrada. Gracias de antemano por tu colaboración.

- Bar Terminal. Calderería, 19. Pamplona (los jueves hay concierto)
- Bar Garazi. Calderería, 36. Pamplona (no hay mucha luz)
- Nuevo Casino Principal. Pza. Castillo, 44. Pamplona (muy tranquilo)
- Bar Atalaya. Ctra. Tajonar, 23. Pamplona (cerca de José Vila)
- Billares Liverpool. Iturralde y Suit, 7. Pamplona (entre carambolas)